martes, 15 de febrero de 2011

TÉCNICAS DE COMUNICACIÓN CON LOS ÁNGELES.


Pedir protección

Es sumamente importante es que antes de iniciar algún tipo de meditación, pidamos protección a entidades superiores, pues nos abrimos a planos diferentes al nuestro. La intención es que contactemos a planos más sutiles, pero si no nos protegemos adecuadamente, alguna vibración baja puede instalarse en nuestra aura. Cada vez que inicies una meditación o un ritual para conectarte con tu Ángel, repite un cierto protocolo cubriendo y protegiendo tu campo áurico. No existen fórmulas, lo importante es que hagas una oración de corazón. Una opción puede ser :

Divinos Ángeles de luz guíenme durante esta meditación. No permitan la entrada a seres de baja vibración”.

Purificar tu interior

Tan o más importante que el punto anterior es este. La energía angélica es muy sutil y debemos prepararnos adecuadamente para establecer comunicación. Hay que cuidar lo que comemos; es decir, que no sea muy pesado y preferentemente no carne ni bebidas alcohólicas por lo menos 24 horas antes de buscar el contacto. Vestir de blanco y cerciorarnos muy bien de que no tenemos emociones como tristeza o enojo, pues todo esto interferirá en los resultados. Podemos hacer varios ejercicios de respiración a fin de relajarnos y aquietar nuestra mente. Diariamente producimos miles de pensamientos y es obvio que no será fácil en un principio poner la mente en blanco. Si somos constantes cada vez será más sencillo. Es importante no reprimir ningún pensamiento, pues al presionarnos para relajarnos, lograremos justo lo contrario. Hay que dejar pasar los pensamientos. Nuestra prioridad de corazón es comunicarnos con los ángeles, esto se dará por añadidura. Quizá esto parezca demasiado exigente, pero si tomamos en cuenta que queremos comunicarnos con seres iluminados, no lo será tanto.


Poner incienso y velas, pero eso dependerá del gusto personal. También la música suave pues las vibraciones emitidas por las ondas sonoras atraen a los ángeles. Después de un tiempo tu encontrarás las fórmulas que armonicen con tu ser interno. Lo importante es que exista la preparación de un ambiente adecuado y que escojas un momento en que nadie te moleste o interrumpa.

Apertura mental.

Como se entiende, hay que abrir la mente y cerrar un tanto los ojos y los oídos físicos para recibir los mensajes y aprender a abrir los del espíritu. Dejar a un lado la necesidad de analizar. En ocasiones se reciben imágenes o palabras aparentemente sin sentido, pero poco a poco lo van teniendo.

Cualquier sonido o imagen puede estar cargada de algún significado para ti.

Registrar
El complemento más importante de estos contactos esta en registrar en lo posible todo lo que recibiste durante la meditación.
Recomendación: usar un cuaderno con este propósito. Quizá en un principio escribas cosas que no lleven una estructura, pero esos son tus mensajes y parte de tu tarea es descifrarlos. También puedes integrar dibujos o describir sensaciones. Eso te ayudará mucho en tu crecimiento personal.

La técnica de la visualización creativa es una de las más efectivas. Es decir; por medio de la visualización lograrás ejercitar tu propia mente. A veces solo se sigue una parte de las instrucciones de una meditación, y después despegas a experimentar tu propia experiencia.

Formas de Transmisión de Mensajes...
Telepática.
Esta es la más común de las formas de transmisión. Consiste en escuchar frases en tu mente mientras meditas.Con serenidad pídele a tu inconsciente que guarde los mensajes en tanto puedas escribirlos en un papel.

En forma de sentimiento.

Los Ángeles te llenan de amor una vez que se hacen presentes. A veces aparece el llanto, pero nunca en forma lastimosa si no más bien como expresión purificadora. También como fuente de equilibrio y felicidad. Es importante nunca reprimir las sensaciones. Ser feliz es la consigna.
Psicográfica.
Esta es una forma de transmisión de mensajes que no toda la gente experimenta, pero existe. El mecanismo en cada persona es diferente, pero básicamente es plasmar en un papel con lápiz en mano, lo que se recibe en un estado de semi-inconciencia, esto es, no estando plenamente conciente de lo que se esta escribiendo hasta que se sale del trance. Algunos expertos dicen que se requiere de algún grado de mediumnidad para lograr esto.

Beneficios del Contacto...
Encontrar dirección
Muchas veces nos preguntamos cual es nuestra misión en la vida y el no saberlo en ocasiones provoca una gran ansiedad. No quiere decir que los ángeles nos vayan a solucionar del todo esta duda, pero si, nos facilitarán el camino o los encuentros con las personas adecuadas de modo que las cosas nos queden más claras.
Solución de problemas.
A veces las preocupaciones nos agobian al grado de bloquearnos mentalmente. Experimentamos una especie de parálisis que nos impide hacer algo para solucionar la situación. En estos casos lo mejor es dejar nuestro problema en manos de fuerzas superiores. El principio de la solución consiste en “soltar” lo que nos apremia. Esto no quiere decir que nos quedemos conformes, de todos modos hay que actuar, pero al encomendarte a los Ángeles sentirás mayor apoyo y confianza. Puedes estar seguro (a) de que las cosas empezarán a cambiar.
Logro de propósitos superiores
Todos y cada uno de los que estamos en este plano es porque así debe ser. Nadie ocupa un lugar en la tierra durante horas extras. Nuestra permanencia se debe a que tenemos una misión de vida que cumplir. Al ponernos en contacto con los Ángeles estamos abriéndonos a la posibilidad de lograr lo más cercano a lo ideal esta misión y así cumplir los propósitos de esta encarnación.


Meditación para Conocer el nombre de tu Ángel Guardián

Te recomiendo que leas detenidamente las instrucciones asimilando cada idea. Pero si realmente quieres recibir todos los beneficios que esta meditación te puede dar, te sugiero que grabes con tu propia voz los pasos a seguir. Así podrás relajarte completamente sin preocuparte por recordar las instrucciones. En la lectura, aparenta ser largo, pero creéme que no lo es, por ello te recomiendo que lo grabes. La mayoría de las personas que la han practicado lograron saber el nombre de su ángel guardián.

Para obtener un estado óptimo de relajación, puedes apoyarte del uso de incienso, música suave, comer ligero, usar ropa cómoda etc. La visualización creativa que es una excelente herramienta para llevar a cabo este tipo de ejercicios. Hazlo lo más fielmente posible para acrecentar los beneficios.

PROCESO DE MEDITACION

Toma una posición cómoda. Siéntate con la espalda recta, las piernas cruzadas en loto o semi loto y escoge un momento y un lugar en el que nadie te molestará mientras dure este ejercicio.

Cierra lentamente los ojos. Inhala y exhala profundamente. Aquieta tu mente, pero no te apresures por hacerlo. Si alguna idea viene a tu cabeza no la reprimas, simplemente déjala pasar. La clave de la relajación está precisamente en la respiración. Una cosa lleva a la otra. Entre más profunda sea tu respiración, mayor será tu relajación.

Comienza a disfrutar este momento de paz interior. Siente gozo y alegría.

Ahora visualiza tu campo aúrico, el cual se encuentra justo al rededor de tu cuerpo.

De la planta de tus pies brota un gris blanco, luminoso, que pasa despacio por cada parte de tu cuerpo sellando tu aura. Hazlo lentamente, concientemente. Mientras realizas esto invoca por primera vez a los divinos Ángeles celestiales y repite:

"Divinos Ángeles de luz les pido humildemente se hagan presentes durante esta meditación y me ayuden a sellar mi aura para evitar infiltraciones negativas de personas vivas que hayan arrojado malos pensamientos sobre mi y para evitar que espíritus de baja frecuencia o vibración se instalen en ella"

Acto seguido realiza un ejercicio de cimentación que consiste en visualizar que de la base de tu columna brota una raíz que se desliza por tus piernas, tus pantorrillas y atraviesa las plantas de los pies extendiéndose hasta el piso. Mientras haces esto, repite mentalmente:

"Estas raíces me simbran a la madre tierra para recordarme que a ella pertenezco en materia".

Después lleva tu atención nuevamente a la base de tu columna y visualiza una raíz saliendo en forma ascendente, pasando por la zona lumbar, tu espalda, tu cuello, tu cabeza y atraviesa tu cabeza por la parte superior, por el chackra de la coronilla y se extiende hasta el techo y por arriba del techo. Mientras haces esto repite mentalmente:

"Estas raíces me conectan a la inteligencia superior, con el Uno- Todo, con el Cosmos que me ayuda a encontrar la sabiduría".

Ya estas listo (a), ahora estas cimbrado (a) en la tierra y conectado (a) con el Dios Universal

Ahora vas a vislumbrar tu cuerpo material cubierto de luz blanca y vas a vibrar en esa luz, percatándote de que la luz proviene de tus órganos internos y se extiende a tu cuerpo exterior. Si en este proceso descubres una molestia o dolencia física, lleva tu atención ahí y rodea este órgano o este miembro de luz de sanación. Invoca al Divino Arcángel Rafael y pídele que con su rayo verde se lleve el malestar. Saca este dolor, exhalando fuertemente y visualizando que la molestia sale en forma de nube gris. Es muy efectivo.

Ahora que estas lleno (a) de luz, puedes proceder a crear desde tu reino mental un bello paisaje. Es un lugar que tu has diseñado. Puede estar lleno de flores, o de mar. Es tu elección. Visualízate en tu cuerpo espiritual y lleno (a) de luz. Observa tus pies pisando terreno firme, nunca flotando. Camina y empápate de esta sensación de alegría, paz y recogimiento.

Mientras caminas, ve adentrándote en tu interior más y más y comienza una cuenta regresiva al número 21, es decir 21, 20, 19..., hasta llegar al uno. Puedes ayudarte visualizando una escalera, una pirámide o algo que te represente ascenso. Durante todo el ejercicio visualiza tus pies. Recuerda que estas en tu paisaje. Cuando legues al número 1, vas a estar ante un espejo. Obsérvate bien. Recuerda que entre más nítida sea tu visualización, mejores serán los resultados. Recorre tu cuerpo y llega a los ojos. Ahora apaga la luz de este cuarto donde estas y pon tu atención entera en un triángulo dorado que has puesto frente a ti. No hay nada aquí, solo tu, la oscuridad y el triángulo dorado. Concéntrate. Ahora vas a preguntar mentalmente siente veces: Divino Ángel Guardián, ¿cual es tu nombre?, divino ángel guardián, ¿cual es tu nombre?... así sucesivamente hasta llegar a siete. Cuando llegues a siente observa el centro del triángulo, muy seguramente verás escrito un nombre. Agradece lo que obtengas y poco a poco sal de ese sitio contando en forma ascendente. 1, 2, 3, 4, hasta llegar al número 21, tienes que salir paulatinamente del estado Alfa para volver a integrarte a tu paisaje. Aún estás en este cuerpo espiritual. Aprovecha lo que obtuviste y agradécele a tu ángel, llamándolo por su nombre y platica con él. Es tu momento de intimidad con este divino ser que aunque siempre esta contigo, nunca antes habías reconocido. Este momento puede durar algunos minutos. Después sal de ese lugar. Visualiza nuevamente tu cuerpo espiritual frente a ti, en tu cuerpo físico con los ojos cerrados y observa claramente como este cuerpo espiritual camina hacia ti integrándose a tu materia.

Antes de regresar por completo al aquí y al ahora, agradécele a los divinos ángeles y seres de luz que permitieron la comunicación a este nivel.

Acto seguido, realiza tres respiraciones profundas y mueve lentamente tus extremidades. Después abre los ojos y experimenta la sensación de paz que ha dejado en ti la comunicación con este ser de luz que te ama profundam

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada